viernes, octubre 22, 2010

Y creo que hay cosas que no se pueden medir

Me descubro, sin ti, mirándote.

Es un acto inconsciente,
una comunión de anhelo y calma,
una danza detenida...

(...)
Y las palabras brotan sutiles,
[y simplemente hablamos y
callamos]

(...)
He soñado contigo
He soñado con el
crepitar del fuego, la
cama deshecha, la
mar brava, la
noche despierta.

He soñado contigo
y no precisaba otro sentido que
soñar.
He soñado contigo
y he sanado mi deseo
con la mirada que viste tu piel.
(...)

[añoro el sentimiento de añorarte
porque ahora podría derrotarlo]



No hay comentarios: