domingo, septiembre 14, 2008

Si oímos un ruido en la selva, saldremos huyendo

Si nos tomamos pastillas que pensamos que nos irán bien para curar nuestra enfermedad, probablemente nos vaya mejor.

Si estamos en la selva y oímos un ruido, ¿saldremos corriendo? Podría ser la rama de un árbol, pero por si acaso, es mejor salir de allí disparado.

Si estamos en nuestra casa y oímos un gran ruido y vemos cenizas, podría ser nuestro vecino con la barbacoa. O podría ser como la erupción del Vesubio que sepultó la ciudad de Pompeya.

La cuestión es que hay multitud de situaciones, en las que nuestras creencias, nuestras supersticiones, nos ayudan a sobrevivir.

Échale un ojo al modelo matemático que ha estudiado estos hechos.

No hay comentarios: