lunes, junio 25, 2007

Las apuestas en el mundo romano

Pues sí, ya en tiempos romanos, el mundo de las apuestas era uno de los ámbitos de ocio más importantes para las personas.

Los juegos de azar eran una de las actividades preferidas de los romanos. Sus tableros de doble cara, por ejemplo, han llegado a nuestros días. Aunque, en realidad, la ley castigaba la apuestas. De hecho, se jugaba al ajedrez romano, o a las partidas de dados, en las casas y casi de escondite. Se cuenta que el emperador
Cómodo jugaba a los dados por dinero, y que llegó a convertir el Palacio Imperial en un garito, al objeto de poder recaudar el dinero que él había llevado a la quiebra.

Las partidas de dados eran bastante famosas, y había dados con las ocho caras marcadas, pero otros con solamente cuatro caras con marcas. Mientras que los griegos jugaban con tres dados, los romanos lo solían hacer con dos, salvo en contadas ocasiones.

Era tal el grado de obsesión, que la República restringió el juego a las festividades de las Saturnales (las navidades y año nuevo de hoy en día).

Por otro lado, las apuestas de carreras de caballo y de gladiadores siempre estuvieron permitidas, considerando el ámbito de permisitividad comercial que dejaban los romanos a sus ciudadanos.

No hay comentarios: