martes, noviembre 21, 2006

Nuevos modelos para viejos problemas


Drachten, una pequeña ciudad holandesa de 50.000 habitantes, ha reemplazado sus semáforos por... amabilidad. Y parece que se evitan muchos accidentes.

Y Xirivella, en Valencia, también ha apagado los semáforos.

Algo está cambiando en el mundo. ¿Nos apuntamos?

4 comentarios:

Jorge dijo...

Excelente noticia, te la copio para mi blog. La verdad que estos cambios de actitudes y modalidades siempre llegan a buen puerto.
Muy buena la encuesta de los matemático en la empresa.

Juan Francisco Martínez Cerdá dijo...

Gracias por tu lectura, Jorge. El tema me ha parecido muy interesante. La verdad es que no sé si se copiará la iniciativa en otras ciudades. Al final, en muchos casos, hay pequeños cambios para que todo continúe igual.

Respecto a la encuesta, es una lástima que no conteste más gente.

Tochismochis dijo...

Excelente noticia, desde luego. Una lástima que, en general, no impere el sentido común y el autocontrol emocional en vez de otras actitudes menos "amistosas".

Juan Francisco Martínez Cerdá dijo...

Sería interesante tener un gráfico con la relación o el número entre iniciativas de autogestión social a nivel de países, y evolución de su PIB. Algo así como el impacto en el PIB de las iniciativas sociales. Seguro que habría más de una sorpresa.

Un uso ideal para Google Maps, ¿verdad?